En la Asociación de Vecinos de Vicálvaro trabajamos por un distrito pensado para los vecinos dentro de una ciudad pensada para quienes la habitan. Por tanto, nos oponemos al propósito de una ciudad pensada para los grandes negocios y con megaestructuras que despilfarran el erario público en beneficio de las grandes empresas.

Luchamos para lograr:

✓ La reapertura urgente de la Avenida de Daroca.

✓ Accesos dignos con el resto de la ciudad, tanto para el transporte público y como el privado.

✓ Prolongación del “búho” hasta el final de la calle Minerva.

✓ Línea 100 circular para conectar los tres barrios, los tres centros de salud y el Centro de especialidades.

✓ Mayor frecuencia de paso de los autobuses.

✓ Acceso M-40 norte desde la rotonda de García Tapia-Cno Viejo de Vicálvaro.

✓ Acceso a la prologación de O’Donnell desde la rotonda de las monjas sobre la Radial 3.

✓ Centro de Especialidades y Hospital público.

✓ Mayor dotación de pediatras, personal sanitario y auxilar en los Centros de Salud. 

✓ Centro Cultural, Escuela Infantil, Centro de Salud y segundo y tercer colegios públicos para Valderrivas.

✓ Plan para frenar el fracaso escolar que debe empezar por repartir por igual a los alumnos de integración entre la pública y la concertada.

Nuestro Vicálvaro (pdf-681 Kb.)

Si quieres conocer más qué queremos para el distrito de Vicálvaro, puedes descargarte el libro 'Nuestro Vicálvaro' que publicamos en 2006. En él, y con la participación de veinte entidades de todo el distrito, se muestra el debate mantenido para establecer qué distrito tenemos y qué distrito queremos.

Descargar

Una Asociación reivindicativa

La AVV ha sido históricamente una asociación muy combativa.

Desde las movilizaciones para conseguir los primeros colegios e institutos del distrito, el asfaltado de las calles, los centros de salud, el metro, la erradicación del Poblado de Los Focos, el Hospital o la reapertura de la Av. de Daroca, ha sido una asociación comprometida e implicada en las luchas que los vecinos del barrio emprendían para mejorar sus condiciones de vida.

Solamente conjugando la movilización con la negociación y, sobre todo, con el apoyo y la participación activa y directa de los vecinos, iremos consiguiendo un distrito que ofrezca una calidad de vida y unos equipamientos dignos y suficientes para todos.